¿Cómo ajustar las patillas de las gafas para que no se caigan?

Las gafas deben resultar cómodas y evitar que se deslicen todo el tiempo. Te contamos cómo ajustar las gafas para que no se caigan

Las gafas suponen un complemento que muchas personas lucen durante todo el día, motivo por el que resulta esencial que las gafas sean cómodas. En ocasiones, las gafas se deslizan por un uso prolongado o la manía de inclinarlas en la cabeza a modo de diadema, ya que este gesto provoca una presión en las bisagras y las puede deformar. 

Otro detonante se debe al gesto de quitarse y ponerse las gafas en una sola mano y abrirlas en diagonal de forma brusca. Es importante tener en cuenta estos hábitos a fin de evitar el deslizamiento de las gafas.

¿Cómo deben ser tus gafas?

El primer aspecto que debes considerar es comprobar que la montura está recta respecto a tu rostro. A la hora de comprobar si las gafas están torcidas, puedes ponerlas en una superficie plana y asegurarte de que no se inclinan.

Por otra parte, las gafas deberían estar a la misma distancia de tu cara en ambos lados, sin llegar a estar demasiado pegadas a tu rostro. Además, es recomendable que la distancia al ojo sea la mínima posible siempre que te resulte cómoda. Respecto a las almohadillas de la nariz, estas no deben deslizarse pero tampoco dejar marcas. Por último, las varillas no deben llegar a tocar las sienes y deben reposar en la parte trasera de la oreja, en el hueso temporal.

¿Cómo ajustar las gafas para que no se caigan?

En primer lugar, deberías hacer los pequeños ajustes por tu cuenta y evitar esos hábitos que provocan una caída constante. En caso de que necesites un ajuste de tus gafas graduadas más concreto, te recomendamos acudir a tu óptica

En cualquier caso, el ajuste dependerá siempre de si tus gafas no encajan bien en tu nariz o en tu cara. Si se trata de un desajuste respecto a la nariz, tendrás que centrarte en las plaquetas para ajustar las gafas. Si el problema es que las gafas no están a la altura correcta, significa que debes ajustarlas. Para ello, ajusta los tornillos de las bisagras que unen las varillas, siempre con cuidado para no romper la montura.

Asegurar la fijación de tus gafas es imprescindible, especialmente si usas gafas para tu práctica deportiva. Contar con unas gafas de ciclismo seguras y de calidad es vital para evitar una práctica incómoda o, peor, sufrir un accidente mientras realizas tu deporte favorito. En Óptica Sport encontrarás las mejores gafas deportivas para protegerte desde el primer momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

PROTECCIÓN DE DATOS: De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento:

Responsable: Optimar Barcelona SL

Fines del tratamiento: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios

Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de Privacidad.

Abrir chat
1
¿No ves lo que buscas?
Pregúntanos cualquier duda que tengas sobre tus gafas deportivas.